Avisos (click!)


Traducción Inglés-Español: Sai2
Traducción Japonés-Inglés: BL Translations


Extra: Pelea de amantes

"¿Ehhh...?"

Era por la mañana. El trabajo acababa de empezar, y mientras bebía su yogur con pajita, Mita soltó una voz extraña.

Mita era un generador constante de ruidos extraños, así que lo ignoré sin reaccionar de ninguna manera en particular. Estaba en medio de la copia de algunos archivos del servidor a mi máquina local -ese tipo de cosas molestas- cuando Mita rodó su silla hacia mí, deslizándose en mi camino.

La verdad es que no quiero ver su cara tan cerca de mí por la mañana... Y encima, apesta a una colonia acre... Se me frunce el ceño.

"¿Sa-Sakurai-san?"

"¿Sí?"

"No, es sólo que esas arrugas entre las cejas son muy feas. Esa es una expresión totalmente inútil, ya sabes..."

Había estado tratando de suavizar el fruncimiento de mis cejas, pero me enfurecí ligeramente cuando Mita dijo esas palabras en voz baja. Mita, sin embargo, no había aprendido de su error y volvió a pronunciar: "Inúuutil". En cierto sentido, Mita podía considerarse un tipo realmente valiente.

Si fuera yo el que estuviera sentado al lado de alguien que ha estado cabreado toda la mañana, por ejemplo, le habría dejado en paz.

Justo cuando admiraba su audacia, este valiente que ni siquiera me había preguntado qué pasaba me agarró del brazo y se puso en pie de un salto. No era más alto que la media de las personas, pero al menos era más alto que yo, así que cuando Mita se puso en pie, inevitablemente me tiró del brazo y me obligó a ponerme en pie también.

"Espe-Qué estás-"

"¡Venga, vamos!", declaró, interrumpiéndome mientras intentaba reñirle.

El valiente héroe se adelantó, tirando de mí y esencialmente arrastrándome fuera de la oficina. Como el trabajo acababa de empezar, el pasillo estaba tranquilo y sin gente. Los rayos de sol que entraban por las ventanas le daban un aire refrescante.

Mita se adelantó, sin importarle el fuerte sonido de sus pasos en el pasillo sin gente y sin soltarme del brazo. Por cierto, hablé en señal de protesta, pero me callé cuando ignoró mi segundo intento. Cielos, realmente no quiero que destaquemos más de lo que ya lo hacemos...

El lugar al que finalmente me empujó era la cocina más remota de toda la planta de oficinas.

Normalmente nunca venía por aquí, así que, aunque sabía de la existencia de esta cocinita, en realidad era la primera vez que entraba en ella. Parecía un lugar de reunión de señoras, aunque probablemente sólo pensaba eso porque me habían influido los dramas diurnos que me había contado Ilias.

A diferencia de lo que yo esperaba, en este lugar no había nadie.

Mita llevaba el yogur en la otra mano, pero ahora lo dejó caer encima del fregadero y gritó "Sakurai-saaan" con una voz terriblemente patética. No te quejes así; las únicas que pueden hacer eso son las chicas guapas del anime.

"Cielos, ¿qué pasa? Mi estado de ánimo es bastante malo ahora mismo..."

"¡Sí, eso es! Eso es lo que estoy diciendo, en serio, ¡tu cara se ve terrible ahora mismo! ¿Qué ha pasado?"

"... En realidad, nada."

"¿Es eso? ¿Es tu novia?"

"Eh... uh-"

"¡He dado en el clavo, verdad! He adivinado que la razón por la que Sakurai está de tan mal humor últimamente debe ser por tu novia."

"No, eso no es..."

"Me dio la misma sensación que antes, cuando tuviste que quedarte hasta las 10 de la noche haciendo horas extras".

Ah... Ese fue el día en que había llegado tan tarde que Ilias había llorado mientras esperaba en la taquilla...

Así es; en aquel entonces, Ilias aún no tenía un teléfono inteligente, así que el pensamiento de cómo no podía ponerme en contacto con él había presionado mi mente. Había estado ansioso y preocupado, y quería desesperadamente terminar ya.

Aunque había intentado que no se notara en mi comportamiento, Mita se había dado cuenta... ¿Estás bromeando?, eso es tan jodidamente humillante...

"¿Se está convirtiendo en una fanática del control? ¿O es que te está descuidando totalmente?"

"¿Qué estás...?"

"¡Tu novia! Tuviste una pelea con ella, ¿sí?"

"Una pelea... es algo así... pero yo no soy el que hizo nada malo".

"Oooh, que inusual. Entonces, ¿qué hizo tu novia? ¿Cogió tu dinero y se lo gastó todo para ella?"

"Espera, qué. ¿Te ha pasado eso antes?"

"Uhhhh... bueno, ella como que, tomó mi tarjeta de crédito y..."

Mita, has sufrido de forma inesperada, ¿verdad?

Comparado con eso, lo que pasó entre Ilias y yo a lo mejor fue realmente menor. No, pero, cuando pienso en lo que ha pasado hoy, realmente tengo que pensar que Ilias estaba equivocado. El hecho de que sólo pudiera aguantar lo que pasó me molestó mucho.

Y finalmente, es por lo que hizo que no he podido dormir del todo. Se revolvió contra mi espalda mientras yo dormía, y luego empezó a tocarme, aunque yo seguía durmiendo. Eso me despertó, y luego me dejé arrastrar por la corriente y... sí ¡definitivamente todo es culpa de Ilias!

"Entonces, si no es dinero... ¿qué es, sexo?"

"¡Tos, tos, tos...!"

Justo cuando había caído en una espiral de frustración, llegó Mita y me devolvió a la realidad con esas palabras tan certeras. Que acabara atragantándome era inevitable...

Mita se quedó con la boca abierta. La forma en que se quedó mirándome mientras me ahogaba... ¡me cabreó mucho! ¡No tengo problemas para conseguir sexo, idiota! ¡Pero la razón por la que no hemos llegado hasta el final es porque mi pareja es otro hombre!

"Eeh, ¡¿En serio?! Espera, ¡¿qué?! ¡¿Así que Sakurai-san, estás reprimido?!"

"¡Es al revés, idiota!"

"¡¿Eeeeh?! ¡¿Así que te atacaron?! ¡¿Así que es una carnívora?!?"

"Decidí tomar la iniciativa por una vez, pero fui rechazado a causa del entrenamiento muscular..."

"¡¿Entrenamiento muscular?! ¡¿Eh, eso es como, tan poderoso?! Sólo, ¿qué tipo de cosas hace tu novia...?"

"Se mantiene acurrucada haciendo un montón de abdominales".

"Algo así está bien, sin embargo."

"Balancea una botella de agua de 2 litros para practicar el manejo de la espada."

"¡¿Práctica de esgrima?! Eh, ¿para qué sirve eso, para ser esgrimista?"

"Además, también va a correr cuando no estoy cerca, parece."

"Maldición, eso es increíble... Si es tan disciplinada, entonces rechazarte porque necesita hacer ejercicio es... bueno..."

"No estoy enojado por ser rechazado. Lo que me enoja es que después me atacaron mientras dormía, obligándome a tener que despertarme y salir de la cama."

"¿Eh...?"

"Aunque tenía que trabajar al día siguiente, ¡seguimos hasta la mañana!"

Mientras yo seguía aletargado por la somnolencia, a mi lado, Ilias había sonreído y dicho: "Anoche, Azusa estuvo realmente adorable". ¡Enfurecedor! ¿Y por qué demonios estaba durmiendo desnudo? Es demasiado ver el torso desnudo de Ilias tendido sobre las sábanas blancas; esa visión tiene demasiado poder destructivo. ¡Aunque sólo llevaba ropa interior, también...!

Y en esa situación, que empezara a soltar todas esas palabras efusivas con esa cara de príncipe que tiene... Me puso completamente nervioso.

Para colmo, me siguió hasta la ducha mientras me lavaba el cuerpo...

Pensaba que ya me había encargado de él después de que empezara a tocarme en plena noche. Sin embargo, incluso después de haberle dicho que realmente no tenía tiempo que perder esa mañana, cuando me miré al espejo y me encontré con la mirada de Ilias y su rostro lleno de lujuria, se acercó a mi oído y...

"¡Ya dije que no podía más, así que no está 'todavía bien'! ¡Ese demonio violador...!"

Incluso el mero hecho de recordarlo me hizo sonrojar, y al intentar disimularlo acabé inclinándome y gritando en el lavabo.

¡Argh, es tan embarazoso, y tan vergonzoso, pero incluso a pesar de eso me excitó...! ¡Qué soy, una especie de pervertido...! No estoy de acuerdo en dejar que Ilias me convierta en uno, ¡maldita sea...!

Tales eran los pensamientos que corrían por mi mente mientras agonizaba sobre las actividades que Ilias y yo habíamos realizado desde la noche anterior hasta la madrugada de hoy.

Y, por supuesto, en cuanto a si Mita, que había estado a mi lado, se había dado cuenta de que me estaba sonrojando más de lo que me había puesto en mi vida... para resumirlo: ni que decir tiene.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario